Cuidados de plantas
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Bonsáis Bonsái Olivo


El Bonsái olivo es un árbol de tamaño medio, capaz de alcanzar los 90 cm de altura. En invierno asume una coloración verde. Se trata de una planta siempre verde, que mantiene sus hojas durante todo el año. El bonsái olivo tiene un desarrollo en arbusto. El punto débil del olivo en bonsái es su baja tolerancia al frío. El problema reside en que éste produce raíces muy finas que no son capaces de soportar una helada prolongada. Las hojas pueden aguantar temperaturas de entre los 6 y los 8°C. Por ello, en las regiones más frías es aconsejable acolchar el suelo. Debemos colocar el Olivo en un lugar luminoso, donde le llegue la luz directa.

Bonsái Olivo

Cuidados del bonsái olivo

Es un bonsái capaz de tolerar el tiempo caluroso y seco, al igual que vientos calientes o fríos. Presenta un crecimiento lento, aunque vigorosamente. Durante los meses de verano debemos nutrir nuestro bonsái añadiendo estiércol específico, cada 20 o 25 días. En este período del año el estiércol debe ser rico en nitrógeno y potasio, para favorecer el desarrollo de la florescencia y de la nueva vegetación.

Controla frecuentemente el mantillo del bonsái, para evitar que se quede demasiado seco durante períodos prolongados de tiempo. Riega periódicamente, pero no frecuentemente, cada 10 u 11 días, con 2 o 3 vasos de agua (recuerda que estas medidas son orientativas), dejando que el terreno permanezca seco al menos dos días antes de repetir el riego. Durante el riego es aconsejable evitar los excesos, aunque si es necesario mojar bien el terreno.

Los trasplantes realízalos en primavera, retirando 1/3 de las raíces y eliminando las viejas hojas. Puedes trasplantar cada dos o tres años. Fertiliza con abono orgánico de descomposición lenta. Otro aspecto importante consiste en añadir oligoelementos, al menos una vez al año. Podemos utilizar un estiércol completo, con oligoelementos, o los oligoelementos mismos en forma de difusión lenta.


Aviso legal