Cuidados de plantas
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Bonsáis Bonsái Carmona Retusa


El bonsái Carmona Retusa es un pequeño árbol tropical de follaje persistente que puede llegar a alcanzar los dos metros en su edad adulta. Produce pequeñas flores blancas y frutos globulosos verdes inicialmente, naranjas después, de 4 a 5 mm de diámetro. A menudo se confunde con el "Ehretia", del que es primo. Originario del sur de la China, es un bonsái muy utilizado allí, en China, aunque bastante poco en Japón. Es una especie muy famosa y difícil, aunque sin embargo es una de las más frecuentes en la venta en hipermercados.

Es un bonsái de cultivo y cuidados difíciles, para gente con experiencia. Su velocidad de crecimiento es rápida. Necesita luminosidad, pero nunca estar expuesto al sol directo. Debes evitar cualquier corriente de aire frío, pues el bonsái Carmona Retusa es bastante delicado en ese aspecto. Le conviene un ambiente húmedo y su temperatura ideal oscila entre los 15 y los 25 grados. El hielo es fatal para él.

Bonsái Carmona Retusa

Cuidados del bonsái Carmona Retusa

El Bonsái Carmona Retusa necesita de mucha luz (aunque nunca una exposición directa demasiado prolongada). De faltarle luz en invierno, puedes agregarle una lámpara hortícola al final de cada día. En los meses de calor, si te es posible es recomendable que lo mantengas en el exterior. La tierra debe estar seca antes de proceder a un nuevo riego, aunque no debes dejar que se reseque demasiado. La frecuencia de riego variará según la temperatura de la habitación o la zona, la tasa de humedad del ambiente, etc. Los riegos en invierno deben ser muy espaciados para evitar que se pudran las raíces, ya que en esa época los bonsáis Carmona consumen muy poca agua.

Para fertilizar tu bonsái Carmona Retusa utiliza un abono preferentemente orgánico de composición igual en nitrógeno, fósforo y Potasio (tipo 7-7-7). La fertilización debe ser regular durante el período de vegetación y algo más espaciada en invierno. Recién comprado, el Carmona necesita de un tiempo de aclimatación al nuevo hábitat. No te preocupes si pierde algunas hojas. Es normal. De todas maneras, si el problema persistiera y aumentara, comienza a preguntarte qué está ocurriendo.


Aviso legal