Cuidados de plantas
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Plantas de interior Ficus Benjamina


Ficus Benjamina
Plantas de interior: Ficus Benjamina

Familía: Moraceae

Dimensiones: Altura 3 metros.

Exposición: Luz abundante pero evitando exposición directa

Crecimiento: Medio

Follaje: Perennifolio

Florescencia: Pequeña, de color blanco y amarillo

Planta de interior muy extendida y conocida. Parte de su popularidad reside en su resistencia. Aguanta altas temperaturas y bajos niveles de luz y humedad.

Aunque anteriormente hemos dicho que resiste bajos niveles de luz, no quiere decir que sea lo más beneficioso para el Ficus Benjamina. Éste agradece la luz viva (nunca sol directo) y lo demuestra con un buen crecimiento. Por tanto, si es posible, coloca la planta en una pieza muy alumbrada. Si no gozan de bastante luz, no morirá. Pero sí se mustiará y perderá vivacidad en el color. Es una planta que sí aprecia el calor. En invierno requiere de una temperatura de 15°C. Sobrepasar los 22°C sería nefasto.

El Ficus Benjamina requiere de un riego moderado. Una vez a la semana, es una buena regularidad. No es una medida exacta. Como siempre: mejor observar. Espera a que el mantillo se seque entre cada riego e intenta emplear agua no calcárea. Así como la mayoría de las plantas de interior, el Ficus Benjamina apreciará que vaporices su follaje. Puedes añadir estiércol líquido cada 15 días en primavera.


Aviso legal