Cuidados de plantas
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Cuidados de plantas Temperatura de las plantas


La mayoría de las plantas requieren una temperatura moderada que ronda los 10 - 20 ° C, aunque pueden soportar temperaturas más altas, especialmente en verano, cuando las condiciones de crecimiento son óptimas.

Pero debemos prestar una atención especial a este tema, porque en la misma casa no en todos los lugares hay la misma temperatura. Por ejemplo, no hace el mismo calor en un mueble cerca de la tele o de otra fuente de calor (aunque sea débil), que cerca de la ventana o incluso colgada. Por tanto, debemos medir bien la temperatura del lugar exacto.

Cuidados de las plantas de interior: temperatura

En ocasiones, las fuentes de calor como los radiadores, se encuentran debajo de las ventanas resecando aún más el ambiente. Si queremos que nuestra planta tenga el grado de humedad necesaria, será apropiado colocar la planta sobre un lecho de grava con agua (prestando mucha atención a que las raíces no se sumerjan en el agua, pues se pudrirán) o utilizando la técnica de la pulverización (mojar a la planta con una ligera llovizna de agua que moja superficialmente a la planta, pero sin llegar al compuesto).


  

Aviso legal