Cuidados de plantas
Claves para la correcta compra de los productos de jardinería esenciales
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Como convertir un balcón pequeño en un pequeño jardín
Cómo cuidar y realizar el mantenimiento de una motosierra eléctrica
Cómo y cuándo podar un limonero: el mejor método
Consejos básicos para aprender a cuidar un jardín
Consejos para elegir las mejores plantas y árboles para ajardinar la piscina
Consejos para preparar el jardín para la primavera
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Pasos a seguir para crear tu propio huerto urbano
Tipos de cultivos hidropónicos
Trucos y consejos para cultivar marihuana en exterior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
10 hierbas medicinales para la eyaculación precoz
10 plantas medicinales para tratar las varices
5 plantas que se suelen confundir con la Cannabis sativa
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas para eliminar verrugas
Principales compuestos medicinales del cannabis
Uso del cannabidiol para combatir la ansiedad y el estrés
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Arte floral
Las mejores plantas para decorar una boda
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Plantas para favorecer la polinización
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Cuidados de plantas Tipos de cultivos hidropónicos


Los cultivos hidropónicos son aquellos en los que se utiliza una técnica de cultivo gracias a la cual las plantas crecen sin necesidad de que exista suelo agrícola, mediante disoluciones minerales y agua. Los tomates, los pepinos o las lechugas son algunos ejemplos de cultivos que suelen funcionar con hidroponía. A continuación se presentan los tipos de cultivos hidropónicos que se utilizan actualmente.

Tipos de cultivos hidropónicos

El cultivo en balsa o en bandejas flotantes

Se trata de un tipo de cultivos muy interesantes y diferentes. De esta forma, las lechugas crecen directamente sobre el agua mediante una solución nutritiva que se presenta disuelta y sin necesidad de usar ningún otro tipo de sustrato. Las plantas se colocan en bandejas de poliestireno agujereadas y éstas soportan el cultivo.

Mediante esta técnica se consigue poder hacer plantaciones de forma continúa para que, nada más recolectados los vegetales (por ejemplo, unas lechugas), se pueda realizar una plantación inmediata en estas mismas bandejas, que se volverán a colocar en la balsa de cultivo, a no ser que algún aspecto sanitario aconseje que haya que desinfectar las bandejas.

Con esta técnica se consigue facilitar mucho el trabajo exigido, sobre todo durante la plantación y la recolección y se trata de un sistema que se puede mecanizar y cuyo coste económico se puede asumir con bastante facilidad. Este tipo de técnicas son cada vez más utilizadas y poco a poco se irán implantando en la agricultura para sustituir a otro tipo de técnicas de cultivo más tradicionales y poco eficientes.

La técnica de las láminas de nutrientes

A continuación se presenta otra de las nuevas técnicas hidropónicas, se trata de un tipo de cultivos mediante los cuales las plantas crecen sobre agua pero en este caso sobre una lámina de agua que se encuentra en continuo movimiento y está enriquecida con una especial solución nutritiva. "Las canaletas de este sistema cuentan con una longitud de tres metros y además se encuentran recubiertas de una lámina plástica. En ellas se colocan las lechugas y se les va aportando la solución nutritiva, que circula por la canaleta y se recoge en el otro extremo, dónde va hacia un depósito que la vuelve a impulsar. Así se consigue que el agua riegue las plantas de forma continua. En este caso las que se mueven son las canaletas con la lechuga o el vegetal plantado", nos dicen desde el portal Jardin.Vip. En este caso la variación de la densidad de esta plantación va variando, disminuyéndose las plantas que se colocan en cada metro cuadrado de cultivo para al fin obtener una densidad media superior a la que se suele dar en los invernaderos.

Cultivos por mecha

Este tipo de cultivos son los más simples. Se coloca la solución de forma estática en el envase. Así, en este lugar, las plantas con las raíces sumergidas en el agua con la solución y con algunos depósitos de solución de plomo nutritiva. Esta técnica se utiliza sobre todo para jardines ornamentales y jardines domésticos.

Cultivo aeropónico

El tercero de los tipos de cultivos hidropónicos que existen es el aeropónico. En este caso, y como su propio nombre indica, las láminas se encuentran suspendidas en una hoja, en el contenedor en el que se ubiquen y se les rocía de forma regular una nube de solución nutritiva. Las raíces de estas plantas se encuentran sumergidas en el líquido y aunque se ahorra agua, hay que controlar de forma estricta la calidad. Además se trata de un tipo de técnica menos utilizada.


Aviso legal