Cuidados de plantas
Claves para la correcta compra de los productos de jardinería esenciales
Cómo ayudar a florecer a las plantas de interior
Como convertir un balcón pequeño en un pequeño jardín
Cómo y cuándo podar un limonero: el mejor método
Consejos básicos para aprender a cuidar un jardín
Consejos para preparar el jardín para la primavera
Cuidados básicos
Luz de las plantas de interior
Pasos a seguir para crear tu propio huerto urbano
Tipos de cultivos hidropónicos
Trucos y consejos para cultivar marihuana en exterior
Riegos de las plantas de interior
Húmedad de las plantas
Trasplante de plantas de interior
Fertilización de las plantas de interior
Temperatura de las plantas
Período de reposo de las plantas de interior
Problemas frecuentes con las plantas
Plantas medicinales
10 hierbas medicinales para la eyaculación precoz
5 plantas que se suelen confundir con la Cannabis sativa
Plantas medicinales adelgazantes
Plantas medicinales afrodisíacas
Plantas medicinales antidepresivas
Plantas medicinales antiinflamatorias
Plantas medicinales depurativas
Plantas medicinales relajantes
Plantas para eliminar verrugas
Principales compuestos medicinales del cannabis
Plantas de interior
Espatifilo
Ficus Benjamina
Kentia
Tronco de Brasil
Tipos de plantas
Arte floral
Las mejores plantas para decorar una boda
Tipos de plantas según el tamaño
Tipos de plantas según la reproducción
Plantas vasculares
Plantas no vasculares
Reproducción de las plantas
Plantas para favorecer la polinización
Reproducción de las plantas con flores
Polinización
Fecundación
Germinación
Reproducción de las plantas sin flores
Bonsáis
Cuidados de bonsáis
Poda de bonsáis
Poda de mantenimiento de bonsáis
Poda estructural de bonsáis
Bonsái Carmona Retusa
Bonsái Olivo
Bonsái Ficus Retusa
Bonsái Ficus Carica
Imágenes de plantas
Fondos de plantas
Fotos de plantas
Dibujos de plantas

Cuidados de plantas Cómo y cuándo podar un limonero: el mejor método


Nuestros expertos en poda y horticultura te cuentan cuál es la mejor forma de podar un limonero. A continuación presentamos recopilados y analizados al detalle los mejores consejos para que aprendas cómo y cuándo podar un limonero con el mejor método posible.

Cómo y cuándo podar un limonero: el mejor método

Cómo y cuándo podar un limonero: el mejor método

Para mantener un limonero en óptimo estado no sólo se debe tener en cuenta el riego, el abono de la tierra y el limpiar el árbol de plagas sino que resulta fundamental realizar una correcta poda para garantizar el desarrollo óptimo del limonero.

En primer lugar debes tener en cuenta cuándo vas a poder el limonero. Para ello recomendamos valorar cuanto tiempo lleva plantado y creciendo en el mismo sitio. Si el árbol ya lleva entre dos y casi tres años en el mismo espacio y funciona bien es momento de podarlo.

Ahora bien, no recomendamos hacerlo en cualquier momento del año sino esperar a los meses de enero y febrero u a los meses de junio y julio. ¿Por qué? Porque son los meses anteriores a la época de floración y por tanto, al podarlo cuanto toca funcionará mejor en el momento de la floración consiguiendo que las mejores ramas den siempre los mejores frutos.

En cuanto al ¿cómo podar un limonero?, como vemos en https://www.hojadesierra.com/, existen algunas herramientas importantes con las que deberías contar para desarrollar todo este proceso. Dentro de estas herramientas encontramos el corta setos, las clásicas sierras de poda, las tijeras de poda a una mano y las tijeras de poda a dos manos, los serruchos y las pértigas de poda. Para elegir unas u otras herramientas tendrás que valorar siempre las dimensiones de tu limonero para poder escoger bien y tener la seguridad de que vas a poder completar el trabajo.

A partir de aquí llega el momento de empezar a podar tu limonero. A no ser que dispongas de un fin de semana para dedicarlo intensamente a la poda del limonero debes saber que no será algo que podrás hacer rápidamente en un momento único sino que podrás ir haciéndolo en los meses previos a la floración tranquilamente para conseguir unos buenos limones.

Primero es importante que aprendas a identificar las ramas que están en mal estado para poder ir podándolas. No tengas inconveniente en cortarlas ya que esto es por el bien del limonero, para que toda la savia y los nutrientes puedan distribuirse por el resto del árbol de forma más eficiente y directa.

Así debes ir repitiendo este proceso por todo el limonero consiguiendo eliminar por completo las ramas que no van a conseguir dar limones reservando por tanto más espacio y energía para las ramas fructíferas que permitirán al limonero dar todos sus frutos.

Es importante revisar también las ramas inferiores del limonero durante la poda para equilibrar el limonero por los dos lados y conseguir que las dos partes cuenten con el mismo número de ramas. Si conseguimos este equilibro será más sencillo lograr que la copa del limonero se ubique de forma vertical. Recomendamos como truco personal la revisión de los brotes que surgen en el tronco del limonero para podarlos también.

Si te fijas bien en algunos casos incluso serán esquejes de otras plantas que se estarán alimentando del limonero y por tanto es fundamental podarlas si de verdad queremos que el limonero luzca fuerte y saludable para producir flores y limones.

Después de esto los expertos recomiendan definir tres ramas principales para que éstas puedan soportar los frutos y "dar limones". Estas ramas se convertirán en la máxima prioridad y por tanto es fundamental cuidarlas y protegerlas al máximo manteniéndolas en un óptimo estado cortando todas las ramas sobrantes para que los nutrientes siempre puedan llegar a las principales.

Revisa también todas las ramas secundarias que salen de las principales. Es importante elegirlas con cuidado para que simplemente queden las más fuertes al final e ir cortando las débiles en cada poda. A las más fuertes es importante cortarles las puntas en forma de pespunte de unos 20 centímetros, sobre todo a las ramas más rígidas para conseguir mantener el limonero en el mejor estado posible.

A partir de aquí tendrás un limonero mucho más limpio, que debe presentar una copa pequeña y únicamente tres ramas principales, algunas ramas secundarias y sus terminaciones. No te preocupes si al momento te parece que tu limonero ha quedado muy pequeño porque cuando llegue la primavera podrás apreciar como tu limonero está mucho más fuerte y saludable. Los expertos también recomiendan cortar los primeros frutos y flores para conseguir que los limones futuros salgan en mayor cantidad y con una mejor calidad.


Aviso legal